cata

Conceptos básicos para la cata

La cata nos permite captar a través de nuestros sentidos las propiedades organolépticas de
la cerveza. Ello nos permite distinguir los diferentes estilos y apreciar los rasgos más
característicos de cada uno de ellos. Con el tiempo, además, aprenderemos a evaluar de
manera correcta una cerveza.
Para ello debemos aprender algunos conceptos.
● Color: la gama de colores es amplia, desde el blanco al negro, pasando por tonos
rojizos o caramelo. Para apreciar correctamente el color de una cerveza coloca el
vaso de cara a la luz.
● Tono: dependiendo del filtrado tendrá mayor o menor brillo.
● Espuma: debemos observar la densidad de la misma, si es fina o cremosa, su
persistencia en el vaso y los matices de color.
● Vivacidad: es la forma en la se desprende el gas que se ha disuelto en ella. En
Tacoa prescindimos de utilizar gas inyectado.
● Aroma: captar el aroma lleva tiempo y se debe hacer de la manera correcta. Lo que
buscamos determinar es la intensidad del mismo, así como la fermentación y su
evolución en el tiempo).
● Gusto en boca: mediante sorbos iremos paladeando la cerveza tratando de
identificar los sabores. Debemos aprender a degustar la cerveza en las distintas
áreas de la lengua y con ello captar las distintas notas gustativas.
● Cuerpo: También en boca podremos apreciar la textura de la cerveza, detectando si
es espumosa, ligera, compacta, etc., así como la graduación alcohólica o notar el
azúcar residual que deja en boca y cómo perdura su sabor.
La suma de todos estos factores determinará la cata, en la que se evaluará también el
equilibrio y el balance existente entre todos ellos

oktoberfest

OKTOBERFEST: el festival de la cerveza por antonomasia

Cada año en Múnich se lleva a cabo la mayor fiesta popular de Alemania: el Oktoberfest.
Ropa típica, mucha cerveza y comida… estas son palabras más que suficientes para
describir este famoso festival, pero queremos contarte más.
Nos trasladamos a octubre del año 1810. Luis I de Baviera y Teresa de
SajoniaHildburghausen
celebran su unión en matrimonio con una fiesta que duraría nada
más y nada menos que cinco días. Todos los habitantes de la ciudad fueron invitados a
participar en esta fiesta celebrada en el campo Theresienwiesen (llamado así en honor a la
novia).
Así es como comienza el Oktoberfest, fiesta que se siguió celebrando año tras año hasta
convertirse en una tradición.
Se trata de la celebración popular más famosa de Alemania, con una media de seis millones
de visitantes al año. Dura de 16 a 18 días y suele comenzar el primer sábado después del
15 de septiembre.
¿Y por qué celebra en septiembre si se llama Oktoberfest (festival de octubre)? Pues por
una razón muy simple: aprovechar al máximo el buen tiempo que ofrece el mes de
septiembre.
El primer día se dedica básicamente a inaugurar el evento. Comienza con un llamativo
desfile de los Wirte (propietarios de las principales cervecerías) y continúa con el alcalde, el
cual da comienzo a la fiesta destapando un barril de cerveza en una de las carpas más
importantes: Schottenhammel.
A partir de ese momento comienza un festival repleto de cerveza elaborada de manera
artesanal y comida típica alemana. Además hay cabida también para el vino o el
champagne.
Como dato curioso, te contamos que únicamente pueden venderse cervezas que cumplan
la Ley de Pureza de 1516, la cual establece que la cerveza sólo puede estar compuesta de
tres ingredientes: agua, cebada y lúpulo. Además, en el caso del Oktoberfest, esta cerveza
tendrá que estar fabricada en Múnich y deberá tener al menos 13,5 % de Stammwürze
(aprox. 15% de alcohol).
¿Te animas a asistir al próximo Oktoberfest?

lupulo

Ingredientes principales de la Craft Beer

La principal característica de la Craft Beer es la infinidad de sabores que nos ofrece. Esto es
debido a que podemos utilizar distintas técnicas e ingredientes, lo que nos permite
experimentar hasta crear el sabor que tenemos en mente.
Lo primero que debemos tener en cuenta son los cuatro ingredientes básicos que no deben
faltar: agua, levadura, malta y lúpulo. Aquí nos vamos a concentrar en los dos últimos, ya
que tienen un papel muy importante en el sabor, color y textura de la cerveza.
La malta.
Es el resultado de maltear la cebada para extraerle el azúcar y así pueda disolverse en el
agua. Tras esto hay que tostar la malta. Hay muchas maneras para hacerlo, y según cómo
lo hagamos nos quedará una malta más o menos tostada que le dará un sabor distintivo a la
cerveza. La malta contribuye al color de la cerveza, a su sabor y a la sensación que deja en
el paladar. También altera su dulzor y, dependiendo del cereal que usemos, la hará más
oscura y pesada. Nuestra cerveza Porter es conocida por el amargor que le aportan los
lúpulos ingleses y la malta tostada, que contrarrestan el dulzor de la miel de palma.
El lúpulo.
Es una planta que básicamente se utiliza para contrarrestar el sabor dulce de la malta.
Dicho de otra manera: es la encargada de aportar amargor a la cerveza. Su sabor
dependerá del lugar en el que crezca dicha planta, pero, por lo general, suele ser frutal,
cítrico o floral. Un claro ejemplo lo tenemos en nuestra cerveza IPA (India Pale Ale),
fuertemente lupulada con aroma floral y cítrico. De amargor medio y perfectamente
equilibrada gracias al dulzor de la malta.

brewshop

*Brewshop de Tacoa – Crea tu propia cerveza

Si te apasiona el mundo de la cerveza y quieres crear la tuya en Tacoa podemos ayudarte. En nuestra tienda Tacoa Brewshop encontrarás todo lo necesario para hacerlo: desde la materia prima necesaria, al concentrado de mosto y, por supuesto, todos los utensilios empleados para su elaboración. Además, contamos con formación específica que te resultará muy útil. Impartimos tanto
cursos como talleres sobre la elaboración de cerveza de forma artesanal para que puedas adquirir y mejorar tus conocimientos y culminar con éxito la creación de tu propia cerveza. Y si lo deseas, también podrás beneficiarte de nuestras catas cerveceras y mesas redondas.